sábado, 20 de octubre de 2012

El poder de las televisoras y su control en la vida de los mexicanos

manipulación

Los medios de comunicación juegan un papel importante en una nación. Estos se encargan de informar a los ciudadanos de lo que acontece en el lugar en donde viven. Por eso, y solo eso, tienen una gran responsabilidad, dado que la información es poder. Y como sucede en cualquier ámbito en el que se desarrolle el ser humano, cuando el poder se concentra, la democracia se vulnera. Por eso es importante analizar el poder que tienen los medios de comunicación en el quehacer público de nuestro país.


Se ha abierto un fuerte debate sobre si la Televisora que detenta más poder benefició deliberadamente a Enrique Peña Nieto para que este llegara a la presidencia. Los datos oficiales dirán que no hubo un sesgo a favor de Enrique Peña Nieto, pero un estudio creado por especialistas de universidades estadounidenses refleja lo contrario. Llegaron a la conclusión de que los segmentos tenían un aparato de televisión dieron más votos a Peña Nieto, votos que disminuyeron dramáticamente en aquellas personas que no tienen televisión. Así también, Peña Nieto se vio muy perjudicado por aquellas personas que usan Internet. No es afán de desestimar el primer estudio, porque este hizo el análisis durante tiempos electorales, y no durante el sexenio donde se argumenta que las televisoras apoyaron a Enrique Peña Nieto (también aclaran que en el primer estudio, programas como Tercer Grado no fueron incluidos en esta evaluación).
logo

El segundo estudio, que arrojó también otros datos interesantes, deja en claro la influencia de la televisión en la elección del voto:

"Nuestros resultados arrojan evidencia del impacto de la penetración de la televisión a favor de Enrique Peña Nieto: de todos los factores considerados, éste es el que más lo benefició, al punto que en lugares donde no existe penetración de la televisión, su ventaja sobre López Obrador o Josefina Vázquez Mota se acorta"

¿Libertad para elegir?

Haciendo a un lado el tema de la compra de votos y otras cuestiones que no tocan en este tema. Nos debemos preguntar si los ciudadanos eligen libremente a sus políticos y si los medios de comunicación pueden interferir en esa elección. En términos Franklianos todos los humanos somos seres libres. Y ciertamente nadie nos obliga a punta de pistola a ver cierto programa de televisión. Pero también es cierto que intereses políticos buscan que los ciudadanos no tengan las herramientas necesarias para hacer una buena elección, o bien, tergiversan la información para inducir a los ciudadanos a tomar una decisión acorde a sus intereses. La libertad no se puede coartar, y valga la redundancia, la coerción no debe de ser admitida para evitar este problema porque solo logra una transferencia de poder. En este sentido es importante darles a los ciudadanos las armas para que puedan tomar una mejor decisión. Y se me vienen a la mente dos cosas, la educación y democratización de los medios por medio de una mayor pluralidad en la información

Democratización de Medios ¿limitar o abrir espacios?

duopolio azcarraga salinas

Uno de los puntos con los que no coincido con el movimiento #YoSoy132 es con su concepción de lo que deben ser los medios de comunicación. Ellos piden que los medios sean objetivos e informen con la verdad, e incluso parecerían sugerir intervención estatal para llevar esto a cabo. Eso es un error. Primero, debemos saber que los humanos, como dijo Aristóteles, somos animales políticos. Todos tenemos, sea de forma expresa o tácita, una preferencia política e ideológica, por lo cual entonces es totalmente natural que los medios de comunicación la tengan.

El problema no estriba en que Televisa apoye al PRI. Sino que esta televisora ha ostentado un gran poder, involucrándose en asuntos políticos en beneficio de su negocio. Esto hace que lleven a cabo prácticas monopólicas, con lo cual adquieren una función que el gobierno debería de dar. Y como las televisoras no tienen que rendirle cuentas a nadie, entonces se vulnera la democracia. La solución a este problema no es en la censura ni en el control de la información, sino en abrir la posibilidad a nuevos competidores para que los ciudadanos (en especial aquellos que no cuentan con Internet y otros medios) tengan más alternativas para informarse. De esta forma si tenemos una televisora que apoye al PRI, otro al PRD y otro al PAN por poner un ejemplo, el ciudadano tendrá más herramientas para informarse de las que anteriormente tenía.

Televisión pública, pero no del estado


El problema de la televisión privada es su enfoque mercantilista. Por lo cual la televisión pública debe de jugar su papel. La cuestión aquí es que los contenidos no deben estar controlados por el estado dado que podremos obtener un efecto similar o aún peor que lo que vemos con algunos medios privados. En este caso el gobierno podrá usar la televisión estatal como una forma de propaganda y para distorsionar la información a su favor.

Lo que se recomienda entonces es, como sugiere Purificación Carpinteyro, crear una televisión pública al estilo de la BBC. Este medio inglés obtiene su financiamiento por medio de un canon que los británicos propietarios de televisores pagan, esto aunado también a la venta de libros, videos y otros programas relacionados. Un comité ciudadano y totalmente independiente del gobierno determina la línea editorial de sus contenidos. Bajo este régimen, la BBC ha logrado ser uno de los medios más respetados a nivel mundial.

El duopolio y las manos fuera del gobierno

Lo que se debe de hacer, es quitar toda influencia que pueda tener el duopolio televisivo sobre el gobierno y el quehacer público. Limitándolo a hacer lo que una televisora debe de hacer, hacer televisión y periodismo (con la línea editorial que ellos deseen). El problema es que eso está lejos de pasar, y el poder que pudieran haber perdido se debe más a que muchos ciudadanos han encontrado alternativas en otros medios electrónicos. El caso de MVS es un posible caso de la influencia del duopolio, con el fin de evitar nuevos competidores. Aunque ciertamente Televisa aceptó permitir la entrada de una tercera cadena a cambio de que pudiera competir en las telecomunicaciones (en especial al haber adquirido parte de Iusacell).

La educación


Por último es importante recalcar la importancia de la educación. La democratización de los medios debe de ir acompañada de una mejora educativa en nuestro país. Difícilmente un analfabeta funcional se sentará a ver un documental de Arthur Schopenhaüer o para no exagerar tanto de Mahatma Ghandi. Para que exista una mejora en los contenidos también es importante preparar a la población para que pueda exigir contenidos mejores. Debido a la falta de educación, medios como Televisa tienen un rating mucho mayor a medios como Canal 11 o 22. Tenemos que el problema es recíproco. La televisión ofrece contenidos chatarra porque el nivel educación de muchos mexicanos es bajo, y a la vez muchos mexicanos con una educación deficiente piden contenido chatarra en la televisión.

Redacción--vivirmexico.com/A.L.S

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

*Para evitar que el sistema tome algunos comentarios como spam, sugerimos conectarse o colocar un Nombre

*Los comentarios expresados por los lectores. No representan necesariamente la opinión de Toluca Noticias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Elige quien quieres ser:

Libros:

G+